Una Casa en el Pirineo para los Títeres

Una Casa en el Pirineo para los Títeres

Desde hace años, los Titiriteros de Binéfar andábamos buscando un lugar idóneo para materializar nuestro sueño: un teatro propio con residencia para invitar a artistas y colaboradores a crear en un entorno tranquilo y sugerente con una exposición permanente de nuestros propios títeres y de los que hemos ido recogiendo en nuestros viajes por el mundo.

Una chica de la compañía descubrió un anuncio de venta de unas viejas casas en ruinas que nos puso en la pista definitiva: Abizanda, en la comarca aragonesa del Sobrarbe.

Primero adquirimos una casa grande que, aún habiendo recibido el azote de la soledad y de las inclemencias meteorológicas, mantenía en pie su estructura y tras la rehabilitación permite albergar un museo de títeres, exposición activa para tocar y manipular muñecos de las más diversas técnicas y procedencias, antigua casa Lecina. Poco después nos hicimos con la otra casa vecina, casa Simona que ahora alberga un teatro estable para un centenar de personas, damos allí funciones de nuestros espectáculos, estrenamos las nuevas creaciones y recibimos a compañías hermanas de otros lugares y la era un espacio al aire libre junto a un antiguo horno de pan donde realizamos funciones en verano. El último espacio rehabilitado es casa Maza un espacio para la creación y residencia artística, cuya torre data del siglo XI, perteneciente a la muralla de Abizanda.

El proyecto de rehabilitación llevado a cabo por el arquitecto Javier Domingo obtuvo el Accésit al premio de arquitectura Garcia Mercadal.

Accesible para minusválidos.

Los siete objetivos:
  • Dotar a la propia compañía, Los Titiriteros de Binéfar, de un espacio estable donde representar de manera continuada las propias creaciones.
  • Dar a conocer en la sala de exposiciones el proceso creativo de los espectáculos, de forma que el visitante descubra y valore los distintos aspectos que intervienen en la puesta en escena del teatro de títeres, en todas sus variantes.
  • Ofertar al visitante pirenaico una oportunidad de ocio relacionado con la cultura popular teatral, musical y festiva del propio entorno.
  • Facilitar a otras compañías y artistas la posibilidad de crear en el entorno natural tranquilo y sugerente.
  • Favorecer el desarrollo comarcal con una actividad artística y económica respetuosa con el entorno.
  • Establecer lazos de relación e intercambio con las compañías de títeres y de teatro popular de todo el mundo.
  • Proporcionar a los educadores y a los aficionados al género la oportunidad de ampliar y perfeccionar sus proyectos relacionados con el teatro de títeres.
¡Hazte amigo!