Títeres

Las diferentes culturas se arman con títeres para perpetuar sus mitos, las leyendas, que les importan, los arquetipos en los que se reconocen. Se dotan así de otra realidad inventada pero necesaria que también los identifica.

En la selección que hemos realizado hemos priorizado lo popular sobre lo culto, lo tosco sobre lo refinado. Hemos pretendido escudriñar el alma popular a través de las marionetas de hilo, esos muñecos completos que situados bajo el titiritero mantienen con él una sutil relación a través de finas cuerdas.

Son títeres procedentes de India, China, Túnez, República Checa, Bélgica, México, Colombia, Gran Bretaña, Estados Unidos, Italia, España, etc.

Cada hilo despierta en la marioneta diferentes reacciones, el titiritero "pesca" así en el muñeco una realidad imaginaria que le resulta necesaria para explicar lo que le acontece a la comunidad o para sentirse él, al menos en ese momento, dueño de un destino.

Precisamos a los títeres para que vivan por nosotros en sus diminutos cuerpos todo lo que soñamos, anhelamos o tememos.

Los muñecos articulados son los sutiles habitantes de esos territorios, siempre desconocidos e inexplorados, que nos circundan y nos hacemos un poco más humanos al transitarlos armados de su compañía.

Paco Paricio

¡Hazte amigo!